top of page

¿Por qué la infancia es la mejor edad para aprender un nuevo idioma?


Hablando de manera general, cada etapa vital nos da herramientas para aprender un idioma.

De bebés podemos escuchar mejor diferentes sonidos, cuando somos niños podemos adquirir y reconocer distintos acentos. Y de adultos, tenemos mayor capacidad de atención, lo que nos permite adquirir más vocabulario.




Antonella Sorace, profesora de la Universidad de Edimburgo, en Escocia, da un ejemplo de lo que se conoce como "aprendizaje explícito".

Es decir, estudiar un idioma con un profesor que nos explique las reglas gramaticales.

"Los niños no son muy buenos en aprendizaje explícito, porque no tienen el control cognitivo ni la capacidad de prestar atención y la memoria. Los adultos, en cambio, son mucho mejores en este aspecto", dice.

Un estudio realizado por investigadores en Israel encontró, por ejemplo, que los adultos eran mejores para comprender una regla de lenguaje creado artificialmente y aplicarla a nuevas palabras en condiciones de laboratorio


Los científicos compararon tres grupos separados: niños de 8 años, niños de 12 años y adultos jóvenes. Los adultos obtuvieron calificaciones más altas que los dos grupos de menores, y los de 12 años también obtuvieron mejores resultados que los niños más pequeños


 

Los niños tienen mejor absorción


Ahora, en lo que sobresalen los niños es en el lenguaje implícito: esto es, en escuchar a las personas que hablan su idioma nativo e imitarlas.

Pero este tipo de aprendizaje requiere un montón de tiempo con personas que hablen su idioma nativo. En 2016, el Centro de estudios "Bilingüismo Importa", preparó un reporte interno sobre las clases de mandarín en las escuelas primarias oficiales en Escocia.

Y halló que una hora a la semana no hacía ninguna diferencia en los niños de 5 años. Pero que media hora más y con la presencia de una persona que hablara el mandarín como su idioma nativo, ayudaba a los niños a obtener algunos elementos del idioma que normalmente resultan difíciles para los niños, como las tonalidades.


Ella da el ejemplo de una familia que se muda a un nuevo país. Generalmente, son los niños los que aprenden más fácilmente que sus padres el nuevo idioma.


Pero esto tiene que ver con que los hijos lo escuchan en el colegio, mientras sus padres trabajan en casa o en una oficina y están, en general, más aislados.

Los niños, además, podrían tener la necesidad urgente de dominar el nuevo idioma porque les es fundamental para sobrevivir socialmente: hacer amigos, ser aceptado.

"En mi experiencia, crear una conexión emocional es lo que hace que seas mejor con el aprendizaje de un idioma", dice Trenkic.

A principios de este año un estudio de MIT encontró, a través de un examen virtual por internet a 67.000 personas, que para adquirir un nivel de conocimiento gramatical igual al de un hablante nativo, lo mejor es comenzar a estudiar hacia los 10 años.

Después de esa edad, la capacidad comienza a reducirse.

Sin embargo, ese estudio también logró determinar que podemos mejorar nuestro idioma nativo con los años. Por ejemplo, solo aprendemos a dominar completamente nuestro propio lenguaje a los 30 años.


Esto se une a otros estudios que señalan que aprendemos una palabra nueva en nuestro idioma hasta cierta edad adulta.

Trenkic señala que el estudio del MIT analizó algo extremadamente específico: la capacidad de aprobar un examen para un hablante nativo en términos de precisión gramatical, lo que para el estudiante promedio de idiomas puede no ser tan relevante.


¿Tus hijos ya dominan el inglés?

No postergues más la posibilidad de abrirle a tus hijos un mundo de nuevas oportunidades y aprendizajes. En ILP tienes la oportunidad de enseñarle a tus hijos el inglés de una forma que ellos la disfrutaran, nuestras maestras nativas y método dinámico nos permiten garantizarte resultados en un año o menos


Te invitamos a agendar una clase muestra totalmente GRATIS y sin compromiso.



 

Fuente: https://www.bbc.com/mundo/vert-fut-46197822

64 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page